La Guarida - Fútbol 44: Superliga europea, ¿Punto de no retorno para el fútbol mundial?

La Guarida - Fútbol 44: Superliga europea, ¿Punto de no retorno para el fútbol mundial?

Audio not available. Try it later.
Preparing audio download

Preparing audio to download.

Sponsored listening. Audio will begin within seconds...

Escucha sin anuncios y sin esperas con iVoox Premium

Try it for free

X

La Guarida - Fútbol 44: Superliga europea, ¿Punto de no retorno para el fútbol mundial? description

real madrid premier league superliga liga española Superliga europea


This audio is liked by: 16 users

Lee el episodio

Este contenido se genera a partir de la locución del audio por lo que puede contener errores.

Comments

Por decisión del propietario, no se aceptan comentarios anónimos. Regístrate en iVoox para comentarlo.
Marcelino Monferrer Andreu

programón solo puedo decir NO A LA SUPERLIGA

Por decisión del propietario, no se aceptan comentarios anónimos. Regístrate en iVoox para comentarlo.
Alberto Herrero

Gran programa, muchos entresijos, puntos de vista y casi todo tenido en cuenta. El monstruo comiéndose a sus creadores, no hay más

Por decisión del propietario, no se aceptan comentarios anónimos. Regístrate en iVoox para comentarlo.
PichuTeijeiro

Fantástico programa enhorabuena a los 3

Por decisión del propietario, no se aceptan comentarios anónimos. Regístrate en iVoox para comentarlo.
Zico_10

Enhorabuena, Alberto. Espléndido programa explicando lo que se ve, y lo que no, de la Superliga. Manda narices que el fútbol, otra vez, sea lo que desplace a la pandemia de la primera línea de la actualidad. Enhorabuena también a Andrés y a Carlos, entre los tres habéis hecho unos análisis que considero muy certeros, y habéis presentado otras caras de la noticia que, para ser sincero, ni se me habían pasado por la cabeza. Esa opción de no abandonar las ligas nacionales, pero dejar en ellas un equipo B; aprovechar para ello el no tener nadie que regule la nueva competición más allá de ellos mismos, por lo que pueden saltarse todos los límites que les interesen: número de jugadores extranjeros, límite salarial, cualquier clase de control financiero... Evidentemente es su cortijo y nosotros no estamos invitados, salvo que optemos por pagar la entrada. Afortunadamente me ocurre como a Andrés, mi equipo es ahora mismo bastante ajeno a esta situación (más allá de lo que le afecte, como al resto del fútbol español, la futura reducción de ingresos por publicidad y derechos televisivos). Pero el fútbol modesto seguirá adelante, incluso con menos medios, y hasta, quién sabe, a lo mejor esto sirve para que las competiciones profesionales en España se preocupen más por cuidar a los aficionados por igual (también los de grada, bastante abandonados últimamente en favor de los aficionados de salón). Por otro lado, coincido con Alberto en el inquietante tufillo populista que han tenido tanto el comunicado del domingo como la aparición televisiva de ayer lunes de la estrella mediática del proyecto, el ser superior que, de tanto leerlo y escucharlo, se lo ha terminado creyendo, y ha venido en un mesiánico (que no Messiánico) rol de salvador del fútbol. Pero las mentiras tienen las patas muy cortas, y Carlos y Andrés ya han empezado a señalar algunas, aunque no han querido llegar hasta el final, por prudencia. Todo se resume en que lo que estos Clubes Fundadores quieren es aún más dinero, aunque sea a costa de quitárselo al resto del fútbol, y lo venden como un proyecto enfocado a un bien común, prometiendo ayudar al fútbol mundial (cual participante en un certamen de Miss Mundo, que suspira por la paz mundial mientras los jurados suspiran por sus curvas). Ese populismo enardece a las masas de acólitos, que ya desde el domingo se han ido ocupando de respaldar ruidosamente este proyecto, porque claro, ¡para qué jugar contra el Huesca pudiendo hacerlo contra el Liverpool! De modo que ya tenemos a aficionados, voceros y chupadores del bote varios, haciendo ruido con las bondades de esta Superliga, mientras ignoran intencionadamente todo lo malo que puede suponer para el resto del fútbol mundial. Porque claro, ellos son la élite, ¿y por qué tiene la élite que preocuparse de la chusma? Esa pirámide futbolística proclamada por Florentino solo puede tener una cúspide, ¿y quién no querría estar en ella? Así que todo valdrá con tal de pasar por encima del resto y ocupar el puesto que les corresponde por derecho. Como he dicho antes, al final es la historia más simple del mundo: todo se reduce al dinero. Estos grandes equipos, con sus monstruosas deudas, aspiran a conseguir más dinero, porque claro, están arruinados (pese a ingresar más de 700 millones de euros el año pasado). Pobrecitos. Ya verán qué risa, cuando lo único que aumente a la larga sea su deuda, porque pese al incremento de sus ingresos, seguirán viviendo por encima de sus posibilidades, que es la única manera que conocen. Y sí, la corrupta UEFA tiene su parte de culpa. Igual que la Liga española, que les ha permitido vivir por encima de sus posibilidades sin rendir cuentas durante años, amasando poder a costa de quitárselo a los demás equipos profesionales. Vaya bofetada se llevan ambos organismos. Habrá que buscar refugio para cuando estalle esta burbuja, porque va a salpicar y mucho. Entre tanto, que cada cual disfrute con la competición que le plazca (porque sí, habrá mucho fútbol, y muy bueno, más allá de la Superliga). Muchas gracias Carlos, Andrés y Alberto, por un programa sensacional. Luego me lo escucho de nuevo. ¡Un saludo!

Por decisión del propietario, no se aceptan comentarios anónimos. Regístrate en iVoox para comentarlo.